Buscar

Tomate un tiempo a solas CON DIOS

Siempre con la actitud correcta.

Regularmente el mundo en el que vivimos nos obliga a estar llenas de quehaceres y apuraciones, en las que muchas veces desearíamos que el tiempo nos rindiera más; nos quejamos del tráfico, que si llegamos tarde a la oficina, si se nos hace tarde para pasar por los niños al colegio o para ir al súper, que si tengo que llegar a hacer la comida o limpiar la casa etc. y así nuestro día a día se nos va como agua entre los dedos llena de lamentaciones y quejas, pocas son las personas que se concentran en ver el lado positivo de las cosas, en agradecer lo que tienen, en valorar lo que pueden hacer hoy y lo más importante en tomarse un tiempo a solas con Dios, platicar con Él, orar, alabarlo y agradecerle por el día que estas viviendo, porque respiras, porque tienes salud, porque a pesar de los problemas que se te puedan presentar confías en que Él puede vencer todas tus batallas por ti.


Por eso mis queridas WIA`s quiero compartirte el siguiente devocional que nos hará reflexionar sobre la importancia de darnos ese tiempo especial y sobre todo con que actitud debemos hacerlo:


Una Actitud Correcta para el tiempo a Solas con Dios

BY RICK WARREN — AUGUST 18, 2019

“El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón.” (1 Samuel 16:7 NTV).


Puede comprender que es necesario un tiempo diario a solas con Dios para el crecimiento espiritual y estar motivado para hacerlo, pero ¿cómo haces para tener uno?


Tienes que comenzar con las actitudes adecuadas. A los ojos de Dios, el porqué lo haces es mucho más importante que lo que haces.


En una ocasión, Dios le dijo al profeta Samuel: “El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón” (1 Samuel 16:7 NTV). Es muy posible hacer lo correcto, pero con la actitud equivocada.


Cuando conoces a Dios, vas a querer venir con anticipación y entusiasmo. Esperas pasar un buen momento de comunión con él y recibir una bendición de su tiempo juntos. Eso era lo que el rey David esperaba: “Tú, Dios, eres mi Dios, con ansias te busco” (Salmo 63:1 TLA).


No te apresures ante la presencia de Dios, sino prepara tu corazón permaneciendo quieto ante él y dejando que la tranquilidad despeje los pensamientos del mundo. Escucha al profeta Habacuc: “El Señor está en su santo templo; que toda la tierra esté en silencio delante de él” (Habacuc 2:20 NVI; también mira, Salmo 89:7).


Te estás reuniendo con el Creador, el Creador del cielo y de la tierra, el Redentor de la humanidad. Decide antes de tu tiempo tranquilo que harás todo lo que Dios quiere que hagas. Jesús dijo: “El que esté dispuesto a hacer la voluntad de Dios reconocerá si mi enseñanza proviene de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:17 NVI).


Reflexiona sobre esto:


*¿Cuáles son algunas cosas que podrías necesitar cambiar sobre cómo pasas tu tiempo a solas con Dios?

*¿Cuál es el mejor momento y lugar para que seas reverente y alerta ante Dios?

*¿Cómo descubres cuál es la voluntad de Dios y qué quiere que hagas?

18 vistas

© 2023 Este sitio es propiedad de wia.com.mx