Buscar

LO MALO SE PEGA

Las malas amistades echan a perder las buenas costumbres.

¿Has escuchado el dicho de: "Dime con quien te juntas y te diré quien eres"?, pareciera una frase llena de prejuicios, sin embargo, en gran medida es cierta. Está comprobado que los seres humanos, seleccionamos a nuestros amigos, no por sus cualidades, sino por la forma en que reconocen las nuestras, como si fueran un espejo del que esperamos nos devuelva la imagen deseada. Un estudio dice que “cuando alguien considera que otra persona apoya  sus valores de identidad, estará más inclinado a apoyarla, a comprometerse con ella e incluso a tolerar sus diferencias”.


Ahora, teniendo claro que las amistades las elegimos por gusto y conveniencia, ¿que pasa cuando nos dicen que un grupo de "malos amigos" está llevando a una persona al mundo de lo excesos y la degradación, que están dañando su cuerpo e incluso su integridad física?, bueno, se podría concluir que, aunque bien es cierto que los amigos pueden llegar a tener una fuerte influencia, si alguien sigue allí, es por gusto propio, porque se siente cómodo en ese ambiente y, si decide hacer lo que ellos, es porque quiere ser como ellos, sin tomar en cuenta las posibles consecuencias.


Y es que cada vez es más común encontrarnos con la mentalidad de "solo se vive una vez", "disfruta mientras puedes", o "la vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla", estos pensamientos de "mentes libres, despreocupadas que solo demuestran una falta de amor propio" se han estado arraigando no solo en los adolescentes, y en los jóvenes adultos, sino, se esta convirtiendo en una plaga silenciosa que está contagiando también a los niños. Al parecer los malos comportamientos y las conversaciones perversas ya no son mal vistas, sino que ahora se vuelven una tendencia, un modelo a seguir o son motivo de memes, burlas y risas. Muy pocas son las personas que se detienen a pensar antes de hablar y antes de actuar, que están conscientes que: el uso de la boca determina el estado del corazón.


Lamentablemente, es cuando toca vivir las consecuencias de los actos, cuando se piensa: "sino hubiera hecho esto" "si pudiera corregir aquello", pero a veces ya no hay viaje de vuelta, una mala elección llega a romper parejas, familias, amistades e incluso puede llevarte a conocer lo más denigrante de tu persona, claro, sino antes logra termina con tu persona misma.


¡OJO!

Dios es bien enfático respecto a esto, Él ha dicho:


"No se dejen engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres" (1Corintios 15:33)

¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Que muestre por su buena conducta sus obras en mansedumbre de sabiduría. 14 Pero si tenéis celos amargos y ambición personal en vuestro corazón, no seáis arrogantes y así mintáis contra la verdad. 15 Esta sabiduría no es la que viene de lo alto, sino que es terrenal, natural, diabólica. 16 Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala. 17 Pero la sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía. 18 Y la semilla cuyo fruto es la justicia se siembra en paz por aquellos que hacen la paz. (Santiago 3:13)


"El que es bueno de la bondad que atesora en el corazón saca el bien, pero el que es malo, de su maldad saca el mal. Mateo 12.35.


"Camada de víboras, ¿Cómo pueden ustedes que son malos decir algo bueno? De la abundancia del corazón habla la boca". Mateo 12.34.

"Hay amigos[a] que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano". Proverbios 18:24



Todo es cuestión de buenas costumbres, no echemos en saco roto los valores morales que nos sirven de base y guía para conservar la convivencia sana y la buena manera de actuar, que nos permiten diferenciar claramente entre lo bueno y lo malo. Así que, mi querida WIA, ¡Ponte en acción! y cuida tu mente y tu corazón y cuida de los tuyos. Aléjate de quienes en vez de edificar, destruyan.

No permitas que esas "supuestas amistades" sean la piedra de tropiezo en tu camino, y sobre todo, cuida de no ser Tú, la piedra de tropiezo en la vida de otros. Porque admitámoslo; SI NO LO CORTAMOS DE RAÌZ, LO MALO SE PEGA.



66 vistas

© 2023 Este sitio es propiedad de wia.com.mx