Buscar

CORAZÓN AGRADECIDO.

el primer paso para recibir más bendición

Antes que nada hablemos sobre el significado de la gratitud:

La gratitud se describe como: el sentimiento de valoración y estima de un bien recibido, espiritual o material, el cual se expresa en el deseo voluntario de correspondencia a través de las palabras o a través de un gesto. Por ser un sentimiento, la gratitud no es una obligación.


Beneficios de la gratitud


Si la gratitud es un valor social, se debe al hecho e que aporta grandes beneficios tanto para el individuo como para la sociedad en general. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

Aumenta la sensación de bienestar tanto en quien la siente como en quien la recibe;Ayuda a disminuir el estrés, la depresión y la ansiedad;Favorece la calidad del sueño;Mejora las relaciones sociales al ser signo del reconocimiento del otro y su impacto positivo en nuestra vida;Refuerza la autoestima del otro y lo inspira a seguir siendo generoso o amable con otros.


¿Pero como tener un corazón agradecido con Dios?


No importan las circunstancias, el hecho de ser siempre agradecidos por lo bueno que recibimos, activa las bendiciones y el vínculo con el Padre se fortalece.

Sin embargo, la mayoría de las personas tendemos a concentrarnos más en lo negativo que nos pasa, nos quejamos por lo que salió mal, por lo que nos hace falta, por lo que perdimos, pero ¿cuando nos detenemos a dar gracias por todo lo bello que tenemos, muchas veces sin merecerlo?. Por tener una día más de vida, por el aire que respiramos, por nuestra familia, por nuestros bienes materiales, etc. motivos sobran para ser agradecidos, solo necesitamos aprender a valorar cada cosa, cada persona, cada objetivo alcanzado, agradecer por nuestras cualidades pero también por nuestros defectos que no son otra cosa más que el anhelo de alcanzar más metas y de sabernos únicos e irrepetibles.

Al ir alimentando nuestra con Jesús, vamos aprendido lo importante que es tener un corazón agradecido, hacerlo te vuelve una persona más humilde, sencilla y honesta delante de Dios. Te ayuda a vivir con integridad y a desechar sentimientos que no son gratos delante de Dios, luchando por convertirte en una persona más generosa, justa, no envidiosa, ni jactanciosa.


Cuando te permites ver con claridad lo bendecido que eres desde el momento en que él te vio, te escogió para traerte de una vida en oscuridad a una vida de Luz, de Esperanza, de Paz y Amor Eterno, definitivamente, no podrás no dar gracias al Padre por su misericordia inagotable; dar gracias es un bien para nosotros mismos.


¿Por qué agrada un corazón agradecido agrada a Dios?


1.- Da gloria a Dios

"Todo esto es para beneficio de ustedes, y a medida que la gracia de Dios alcance a más y más personas, habrá abundante acción de gracias, y Dios recibirá más y más gloria". (2 Corintios 4:15)


2.-Reconoce la Bondad de Dios

"Ya que todo lo que Dios creó es bueno, no deberíamos rechazar nada, sino recibirlo con gratitud". (1 Timoteo 4:4)


3.- Caracteriza a quien lo adora.

"Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben su nombre". (Salmos 100:4)


4.- Es reflejo de obediencia a Dios.

"Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús". (1 Tesalonicenses 5:18)


5.- Multiplica las bendiciones.

»El amo dijo: “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”.

(Mateo 25:4-28)


6.- Trae gozo y paz.

¡Den gracias al Señor, porque él es bueno! Su fiel amor perdura para siempre. (Salmos 118)


7.- Conmueve el corazón de Jesús.

»Uno de ellos, cuando vio que estaba sano, volvió a Jesús, y exclamó: «¡Alaben a Dios!». 16 Y cayó al suelo, a los pies de Jesús, y le agradeció por lo que había hecho. Ese hombre era samaritano.

17 Jesús preguntó: «¿No sané a diez hombres? ¿Dónde están los otros nueve? 18 ¿Ninguno volvió para darle gloria a Dios excepto este extranjero?». 19 Y Jesús le dijo al hombre: «Levántate y sigue tu camino. Tu fe te ha sanado[b]».

(Lucas 17:11-19)



Cuando recuerdas lo que era tu vida sin él y cómo desde que él te rescató, no sólo tu entorno, sino también tu interior cambió y se transformó, pasando de estar tu alma en muerte a una vida eterna; reconocerás que tu agradecimiento a él debiera ser constante.

Y tú, ¿que tan agradecido estás con Dios?.

15 vistas

© 2023 Este sitio es propiedad de wia.com.mx